jueves, 15 de septiembre de 2016

Cuando la ilegalidad se convierte en lo correcto

La legalidad se basa en un conjunto de leyes que conforman estatutos y reglamentos que se deben seguir; no seguirlos hace que cualquier acción se torne ilegal.

Legal no es igual a correcto. Por poner un par de ejemplos: legal era la segregación entre blancos y negros, la esclavitud, etc. O, para poner ejemplos más claros: la pena de muerte o la eutanasia son legales en algunos lugares, y en otros no. Pero no se puede decir que sea "correcto" en algunos lugares, y en otros no, porque lo correcto de un principio no depende de la geografía.

Recordemos que lo legal es establecido siempre de manera arbitraria por un conjunto de personas (y lo correcto también). Por lo tanto, siempre es modificable, y siempre dependerá de la coyuntura. 

Todo esto lo escribo pensando en la situación que se vive actualmente en la Universidad Nacional de Asunción, donde los alumnos estás exigiendo, medidas drásticas de por medio, el cambio en la conformación de los órganos de gobierno, evidentemente monopolizado por el sector docente de la Universidad.

Siguiendo las vías "legales", el cambio no se podrá hacer. Pero si el cambio es lo correcto, sigue siendo imposible salirse de lo legal? Fue antimoral lo que hicieron los negros al pedir igualdad para con los blancos?  Era incorrecto que los esclavos huyan de su condición?

Lo correcto debe modificar a lo legal, y no al revés

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada