domingo, 21 de octubre de 2012

Onda verde como ejemplo de mediocridad

-->  
La onda verde es un fenómeno creado por el ser humano para agilizar enormemente el tráfico de móviles que van sobre las calles o rutas con semáforos. Es un simple mecanismo que establece una sencilla regla: Mientras vayas en línea recta, una vez que pases el 1º semáforo (que el primero se ponga en verde), te tocará siempre un semáforo en verde hasta que tengas que doblar.

   Es un enunciado muy simple de cumplir, porque no se necesitan muchos detalles y tampoco se debe ser demasiado preciso. Basta con calcular el tiempo medio que le tardaría a un vehículo llegar desde un semáforo a otro (digamos, 10 segundos). Si el tiempo medio es de 10s, y se calcula una "media máxima" de 5 segundos, entonces se puede poner en 6 segundos (esto también regulará al mismo tiempo la velocidad de los móviles!). Esto se hace sucesivamente en todos los semáforos, y bien hecho debería de dar por conclusión el citado efecto (el tiempo "perdido en cada parada de semáforo se ganará en parte con la mayor velocidad que se tendrá una vez que se está en constante movimiento).

  Es increíble como un concepto tan simple de utilizar se use tan mal. No digo si hay 200 semáforos, pero en mi ciudad, en algunos lugares hay apenas 2 semáforos continuados y ¡están mal coordinados! es una verdadera vergüenza. Pero se lo que pasa cuando no sólo eliges a intendentes de baja categoría intelectual, sino que además todo el rollete político de acopla a esa misma categoría. Es triste ver que la gente misma pasa desapercibido ese detalle, que no pueden darse cuenta de en qué triste situación estamos.

  La capacidad de observación y el interés por mejorar nuestra vida, nuestro presente, es lo que nos hace progresar diariamente. No tenemos que perder esa visión a futuro que poseemos, y debemos expandirla hasta donde nos dé el "cuero". No nos servirán nuestras aptitudes si no van acompañadas de buenas actitudes que vanaglorien a tales. Es menester hacer lo posible por desarrollar nuestras capacidades y, ¿por qué no? ayudar también al resto.

  Y mientras tanto, a seguir sufriendo por culpa de los burros políticos que se hacen llamas estatistas. Cerdos de la higiene mental.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada